Opinión: En la periferia todo es más difícil, también en El Trébol

En editoriales pasadas hablamos que el centro es una especie de pecera donde todos se paran a ver qué es lo que pasa, ejemplos, miles, desde Corrientes y 9 de Julio la esquina del Obelisco en Capital Federal, La Torre Eiffel en París, Boulevard América e Italia en El Trébol.

Leyendo los comentarios de los vecinos de la ciudad, nos hacen saber el malestar por el cual no se toman de la misma manera los problemas periféricos que los del centro, y esto no tiene que ver con que se sientan discriminados, aunque tal vez si.

Felizmente se han solucionado los inconvenientes que venían ocurriendo en las noches en pleno centro, debido operativos que se acrecentaron y modificaciones a la hora de los controles, siendo más estrictos y los resultados son más que positivos.

En nuestras notas sobre los efectos positivos de las medidas tomadas en el centro, recibimos comentarios de quienes habitan no muy lejos de la zona núcleo, a tan solo unas 10 cuadras del centro donde manifiestan que en los alrededores los controles son escasos.

“No todo es el centro, nosotros también vivimos en El trébol”, escriben a nuestras redes los vecinos. “Por qué se ocupan solo del centro, en nuestro barrio se escuchan disparos todas las noches”, de este tipo de comentarios recibimos a montones.

Cuando el centro chilla en la periferia desde hace tiempo sufren los inconvenientes de la inseguridad, de falta de recolección de residuos, demoras en el desmalazado, el centro crítica y en los barrios desde hace tiempo padecen.

Como realiza cada uno en sus hogares lo propio ocurre en los ejecutivos, donde se definen las prioridades, y siempre el centro será el más beneficiado, porque es el sitio más visible, todos pasan por el centro, en el centro se pagan más impuestos, y hasta podemos decir que el centro es de todos y no solamente de quienes viven en el centro, pero ¿la periferia no es de todos?

Es entendible que los que habiten en el centro, no sepan lo que pasa en los barrios, porque en el centro está todo, no hace falta alejarse para conseguir nada, en el centro lo tenés, lo nocivo también.

Por más seguridad, por más celeridad a la hora de recoger la basura, por la misma inmediatez que el centro a la hora de cortar el pasto, en este editorial nos hacemos eco de los vecinos de la periferia, porque ellos también merecen vivir como en el centro.