Maíz de segunda: rindes dispares y por debajo de lo deseado

El área implantada de maíz de segunda fue relativamente escaza.

Los rindes no fueron parejos y en líneas generales, el porcentual de rendimiento se ubicó por debajo de lo esperado. “Había poca cantidad y por lo general se sembró en lotes de inferior calidad, sobre todo el sector este del distrito de El Trébol, tanto maíces de segunda sobre trigo, como así también maíces “tardíos” sobre barbecho sembrados en diciembre, donde padecieron la falta de agua del mes de febrero y se vieron muy afectados”, comenzó explicando Germán Kast, Ingeniero Agrónomo de la Cooperativa Agrícola Ganadera de El Trébol Limitada.

Acerca de los rindes, Kast sostuvo que: “Si bien puede llegar a quedar algún que otro lote, en su gran mayoría ya se trilló todo y nos encontramos con que los lotes que se sembraron los primeros días de diciembre son los “mejorcitos” y los que sembraron a fines de diciembre fueron los más afectados. En dicho contexto hay rindes de 60/70 quintales la hectárea – son los menos –  y después tenemos varios lotes que se ubican entre los 30 y 40 quintales la hectárea”, concluyó el Ing. Agrónomo.