Le incendiaron la puerta de la casa, pudo ser una tragedia

El hecho ocurrió en la madrugada del jueves, en una vivienda en calle Juan XXIII y Buenos Aires.

Un nuevo y llamativo hecho de inseguridad ocurrió en la madrugada del jueves. En este caso, la víctima fue Milena Manzanares, quien descasaba junto a su novio y sus tres hijas en su casa de Juan XXIII y Buenos Aires hasta que la tranqulidad se vio alterada: «Nos desayunamos con varios hechos, desde las 1:30 en adelante. No sabemos decir si fue por envidia o bronca, pero sea lo que sea, la gente que lo hizo nos saco todo», comenzó relatando Milena.

«A quien hizo esto le digo gracias. Gracias por robarnos las noches de tranquilidad a nosotros, donde solamente vinimos acá por trabajo y hoy estamos con miedo»

«Empezó todo a la 1:30, yo estaba durmiendo y siento un grito. Miro por la ventana y veo dos hombres. Uno me dice: «Somos la policía, quedate tranquila, estamos sacando a «Miguelito», que lo venimos siguiendo hace rato, vos quedate tranquila y cualquier cosa que sientas ruido vos volve a llamar». Volví a acostarme y cerca de las 4.30 empece a sentir olor a quemado«, siguió relatando angustiada Milena ante la atenta mirada de sus tres hijas.

«Yo tengo 3 nenas y voy a pelear y a luchar por ellas y su futuro»

Al sentir el olor, se levantó de su cama y se encontró con un escenario inimaginable: «Fui a la pieza de las nenas porque pensé que podía ser el ventilador que este fallando. Como no había nada, voy para el comedor y veo que en un sector de la casa donde sillones se veía todo anaranjado, me asomo y la puerta de la casa estaba en llamas. Lo llamo a mi novio y mientras el apagaba el fuego yo llamé a la policía. Desde la comisaria me dijeron: «Bueno, vení mañana a hacer la denuncia«.

La casa de Manzanares, víctima de inseguridad.

Ante la respuesta desde las autoridades, la damnificada relató: «Yo no dormí y tengo una gran impotencia por la reacción de la policía. Me pidieron mis datos, se los dí y ahí quedo todo. Hoy a la mañana fui, hice la denuncia pero no para que aparezca quien lo hizo sino para que no quede como un caso mas. Esto es una lucha de todos, que si no la hacemos en conjunto va a quedar siempre en la nada«.

La respuesta policial

«El policía me dijo que son menores de edad, que son los mismos de siempre. Cada mamá sabe el hijo que tiene y que es lo que hace. Yo le digo a la madre de estos chicos que yo tengo 3 nenas y voy a pelear y a luchar por ellas y su futuro. La educación empieza en casa, y si esa mamá en vez de sacarlo lo dejaría aunque sea dos días en la Comisaría, capaz las cosas puedan cambiar un poco», mencionó.

«Nos robaron la tranquilidad»

Para finalizar, y con la angustia entendible tras la madrugada para el olvido vivida, Milne dijo: «Solamente le digo a este chico o a quien sea que hizo esto que gracias. Gracias por robarnos las noches de tranquilidad a nosotros, donde solamente vinimos acá por trabajo y hoy estamos con miedo, porque eso es lo que nosotros tenemos. Por suerte no sufrimos lesiones, las nenas por lo general dejan papeles y juguetes pero anoche justamente acomodaron y el fuego no lo pudo alcanzar, porque sino estaríamos contando otra cosa«.